Vetgold Champú 300 ml

VetGold Champú es un champú totalmente natural, especialmente diseñado, para promover la curación natural de la piel seca, dañada, sensible e irritada en perros y gatos. Es excel... Read More
Price €12,67
-
+

Or use express checkout methods:

?

Any questions about this product?

Contact us!

Details
VetGold Champú es un champú totalmente natural, especialmente diseñado, para promover la curación natural de la piel seca, dañada, sensible e irritada en perros y gatos. Es excelente como champú de mantenimiento para las razas que son propensas a la dermatitis atópica y otras afecciones dermatológicas.

VetGold Champú es una mezcla única de aceites naturales y extractos de plantas enriquecidos con minerales naturales del Mar Muerto, que revitaliza, rejuvenece e hidrata la piel, a la vez que mantiene el pelaje suave y rico. No contiene productos químicos no orgánicos como la cortisona, esteroides o vitaminas sintéticas que, con un uso prolongado, pueden causar daño a los animales.
Dimensions
VetGold Champú contiene:
-Oleo Persea gratissima: con alto contenido en ácidos grasos omega 7 ayuda a aliviar la picazón, la irritación y la sequedad de los tejidos, aumentando significativamente la cantidad de colágeno que queda naturalmente disminuida en la piel enferma;
- Extracto de Aloe Vera: propiedades hidratantes, emolientes y nutrientes de las células epiteliales;
- Extracto de caléndula officinalis: propriedads regenerativas de la piel y pelo alterados;
- Propóleo: Antifúngico y antibacteriano potente y natural;
- Sales del Mar Muerto: extrae 27 minerales del Mar Muerto, incluyendo magnesio, calcio, azufre, bromo, yodo, zinc, sodio y potasio;
- Manzanilla, Hamamelis y Consuelda.

Dirección de uso:
- Aplique una cantidad generosa de champú VetGold en lo pelo húmedo;
- Masajee suavemente con movimientos circulares la superficie de la piel, creando una rica espuma;
- Dejar por 5 a 7 minutos;
- Enjuague bien con agua limpia.

Frecuencia de uso recomendada: Inicialmente dos veces por semana, reduciendo a una vez por semana y luego una vez cada dos semanas o como lo indique su veterinario.